© 2018 by Joseph Pérez.

Ganó el miedo, las emociones en la comunicación política


"Menos mal no ganó aquella....de la que nos libramos" Esta semana grabé nota en la feria de Jocotenango me encontré con una señora acompañada de su hija y su nieta, comían un Chévere el cual compartían mita mita, como se dice en buen Chapín, al verme se quedaron viendo así como... ya viene a fregar este barbudo, al preguntarles que pensaban del recién pasado proceso electoral me dicen "Menos mal no ganó aquella....de la que nos libramos" en su rostro se notaba una mezcla de alivio y esperanza Castells (2008) nos dice que las campañas políticas de basan en tres emociones: la esperanza, la ira y el miedo. Las apelaciones a la emoción, intentan despertar una respuesta emocional en los destinatarios, ya sea positiva o negativa, que se espera influya en sus decisiones políticas. Para evocar emociones negativas se usan mensajes que generen miedo, enojo, ira, angustia y frustración en los destinatarios, esto es lo que en 2 procesos electorales distintos pasó con Sandra Torres, en torno a su figura fue creada una narrativa tenebrosa, en la comunicación política el miedo y la esperanza parecen ser caras de una misma moneda: si la esperanza es el anhelo de cumplir determinado objetivo, el miedo a no concretarlo viene a ser su contraparte. El proceso electoral demostró que el temor activa a los votantes, a la vez que polariza sus opciones, al reafirmar y hasta incrementar el rechazo hacia el dirigente político opositor; despiertan miedo, motivan a reconsiderar las antiguas preferencias políticas y a reflexionar sobre las decisiones, buscando una figura conocida, más cómoda para obtener seguridad. Como la mente humana tiene la posibilidad de imaginar el futuro como característica esencial, el miedo al cambio aparece como un recurso propicio para activar los mapas cerebrales que promueven el comportamiento político (Castells, 2008). En los últimos ocho años el discurso que acompañó a la campaña fue el miedo, el miedo al oponente. 

"Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo.... del miedo al cambio". 

Octavio Paz. 



123 vistas